Opciones de alquiler

Antes de alquilar un barco, deberás decidir entre las tres diferentes opciones habituales, en función de tus preferencias y/o experiencia de navegación.

Alquiler de barco sin patrón

Esto significa que alquilarás un barco sin patrón y/o tripulación. Esta es tu opción si tienes tu licencia de navegación y sientes la confianza suficiente para alquilar el barco por tu cuenta. En ese caso, lo habitual es que los propietarios de barcos te soliciten la licencia que acredite tu experiencia. Gestionarás el avituallamiento del viaje, las comidas y organizarás tu ruta. La mayor ventaja de alquilar un barco sin tripulación es tu independencia para estar solo con tus amigos o familiares y el poder planificar y escoger tu propia ruta.

Alquiler de barco sin patrón
Alquiler de barco con patrón

Alquiler de barco con patrón

Si ni tu ni el resto de los tripulantes poseen licencia de navegación, o bien teniéndola prefieres estar relajado y simplemente disfrutar de tus vacaciones, puedes alquilar el barco con patrón, lo que significa que tendrás un patrón profesional a bordo durante tu viaje. En ese caso, esa persona se ocupará del barco, de vuestra seguridad y os propondrá la mejor ruta en función de vuestros horarios, preferencias y condiciones meteorológicas. Gestionarás el avituallamiento y las comidas, con algunas recomendaciones de tu patrón cuando las necesites. Como los patrones profesionales tienen un buen conocimiento de los lugares locales, es bueno ya que también pueden aconsejaros sobre lugares hermosos para visitar, bahías secretas, diferentes tabernas y restaurantes para disfrutar…

Alquiler con tripulación

Si solo quieres relajarte y disfrutar, tener a otra persona que se encargue del barco, de las rutas de navegación y, además, con servicios extra como cocina y servicio de limpieza, deberías elegir el alquiler con tripulación. En barcos más grandes, la tripulación también se encarga del equipo para deportes acuáticos. Al elegir esta opción, obtendrás el máximo confort y servicio, ¡y te sentirás más como si estuvieras en un hotel flotante junto al mar!

Alquiler con tripulación